Viernes, 03 Julio 2015

El Ritz de Madrid pasaría a llamarse Mandarin Oriental

Inaugurado por Alfonso XIII para darle lustre a Madrid, el histórico Ritz de Madrid cambia de manos y la capital del reino pierde su enseña hotelera más emblemática. Mandarin Oriental se ha hecho con el emblemático establecimiento por 130 millones a los que sumará otros 90 para reformar todo el edificio. Con esta operación, el Ritz no sólo cambiará de aspecto y propietarios, sino de nombre, ya que pasará a llamarse Mandarin Oriental.

Mandarin, junto a su socio al 50 por ciento en esta operación, el grupo saudí Olayan, desea convertirlo en referente del Gran Lujo en toda Europa. Para conseguirlo, reducirá el número actual de 167 habitaciones, de las que apenas un 20 por ciento son suites, a algo menos de 150, todas ellas de máxima categoría, lo que eleva hasta los 1,5 millones de euros la inversión media por habitación.

Para 2017 está previsto que finalice esta renovación, que supondrá el cierre del establecimiento durante varios meses por primera vez en su historia. El objetivo de Mandarin es retirar el emblema Ritz para dejar paso a su propia insignia, lo que supone terminar con más de un siglo de historia.

La compra del histórico Ritz de Madrid supondrá una amplia reforma que también afectará a su nombre. En 2017, cuando reabra sus puertas, lo hará bajo el nombre de Mandarin Oriental

Desde Mandarin Oriental señalan que “será a partir de 2017 cuando se estudiará el rebranding además de subrayar que “Mandarin Oriental se hará cargo de la gestión del hotel mediante un contrato a largo plazo”, según recoge El Confidencial.


Según Christopher Mares, vicepresidente de Mandarin Oriental, “compartimos la misma visión y la pasión por esta ciudad. Ellos estaban desde hace años buscando oportunidades en Madrid. Y ambos valorábamos el potencial del Ritz, su valiosa localización, la historia y el legado que representa… Y pensamos que era buena idea hacer esto juntos”.

Es la primera inversión que el grupo hotelero Mandarin hace junto al grupo árabe Olayan

En el pacto firmado con Belmond y Alicia Koplowitz, anteriores propietarios del Ritz, Mandarin se ha hecho con los derechos sobre la prestigiosa marca, por la que ha peleado siempre Marriott, interesado también en aterrizar en la capital con su insignia más preciada: Ritz Carlton Hotels. En Madrid, la cadena estadounidense necesita comprar la exclusiva sobre esta marca para poder utilizarla en sus propios establecimientos, negociación que a partir de ahora deberá llevar a cabo con Mandarin.

Vía: preferente.com

Artículos Relacionados

Vía: preferente.com
InfinityInner

Cron Job Starts