Viernes, 04 Diciembre 2015

El sector inmobiliario, entre la estabilización y la recuperación

    El sector inmobiliario, sale de la crisis, pero en lo que los expertos no acaban de coincidir en si nos encontramos en una fase de estabilización o ya hemos emprendido claramente la línea de la recuperación. Así se ha puesto de manifiesto en la jornada “Perspectivas económicas 2016 y tendencias del sector inmobiliario” organizada por ST Sociedad de Tasación y la Fundación Asprima, la patronal de los promotores madrileños.

    Juan Fernández-Aceytuno ha reiterado que el sector inmobiliario español está aún “más cerca de la estabilización que de la recuperación”

    El director general de Sociedad de Tasación, Juan Fernández-Aceytuno, ha reiterado, una vez más, que el sector inmobiliario español está aún “más cerca de la estabilización que de la recuperación” y ha vaticinado que cuando llegue el momento de la recuperación “unos saldrán a una velocidad y otros a otra”. Ha señalado que antes de la crisis el número de hipotecas superaba a las compraventas de viviendas porque muchas de ellas se dedicaban al consumo, estas dos variables se cruzaron en 2011 y actualmente los créditos hipotecarios son algo menos de las compraventas que se realizan. “La evidencia de que el sector estará en crecimiento llegará cuando se igualen las cifras de hipotecas y de transacciones”, ha añadido, para apostillar que, de momento, sólo se puede hablar de “estabilidad”. Asimismo, el director general de Sociedad de Tasación ha recordado que las transacciones de vivienda usada llevan 10 trimestres mostrando variaciones en forma de dientes de sierra, con subidas y bajadas y las de vivienda nueva dos trimestres. Por otro lado, ha señalado que la regulación de las sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria (socimis) ha sido la legislación “más importante de la crisis”, porque están logrando atraer la inversión extranjera y generar un mercado secundario. En el caso de la rehabilitación de viviendas, se ha mostrado tajante: ”lo primero que hay que rehabilitar es la legislación porque hacer esas obras hoy es un ejercicio casi de ciencia ficción”, debido al cruce de normativas estatales autonómicas y locales. También ha hecho hincapié en la importancia de la eficacia energética y la construcción sostenible y en otro elemento crítico de cara al futuro como es el hecho de “la tendencia imparable” hacia un consumidor cada vez más protegido, lo que implica una presión en transparencia y servicio cada vez mayor para las empresas. El director general de Sociedad de Tasación ha llamado la atención sobre la necesidad de limitar al máximo los riesgos para los inversores. “A un director de riesgos no le pagan por acertar, sino por no equivocarse”, por lo que resulta fundamental “hacer que los inversores se sientan cómodos” al invertir en nuestro país.

    “El sector inmobiliario ya está en la fase expansiva”

    En el mismo acto, el director de Macroeconomía de Caixabank Research, Oriol Aspachs, más optimista que Fernández-Aceytuno, ha asegurado que ”el ajuste del sector inmobiliario está hecho” y se encuentra ya iniciando, aunque con diferencias según las regiones, la “fase expansiva”. Más aún, ha señalado que “el sector bancario no sólo se encuentra listo y preparado para financiar el próximo ciclo expansivo (en el ‘ladrillo’), sino que lo está haciendo”. “En tres o cuatro años el sector debería encontrarse en situación de equilibrio en general”, ha añadido. Aspachs ha indicado que hay regiones en las que el ’stock’ de viviendas sin vender se encuentra ya en el punto de equilibrio, de modo que, de mantenerse la actual tendencia de las compraventas, ”el año que viene habrá falta de oferta”. “En los próximos trimestres o vemos un importante repunte de la inversión en esos lugares, o se van a producir aumentos de precios”, ha añadido.

    Aspachs ha recalcado que el mercado inmobiliario es heterogéneo y no avanza a la misma velocidad en todas las regiones. Por ejemplo, ha señalado que “en las zonas donde hay menos ’stock’ es donde menos crecen las compraventas”. Detrás de este cambio de dirección en el inmobiliario español, está la “sorprendente recuperación del empleo”, que ha cuantificado en medio millón de nuevos empleos este año y de entre 400.000 y 500.000 adicionales en 2016, así como las “importantes ganancias de competitividad” de la economía española vía reducción de costes laborales. Además, el economista ha apuntado que aunque los vientos de cola que están favoreciendo la recuperación económica no desaparecerán en 2016, sí tendrán un impacto menor. Pero ha precisado que, con un Euribor previsiblemente en niveles similares a los actuales, la recuperación del sector bancario y las ganancias de competitividad van a “compensar” estas menores ventajas. Por ello, ha insistido en que “el ajuste del sector se ha hecho e incluso se podrán ver sorpresas muy positivas en próximos trimestres”.

    Gómez-Pintado comentó la existencia de “verdades absolutas” para el sector inmobiliario

    Por su parte, el presidente de Asprima, Juan Antonio Gómez-Pintado ha apuntado en su intervención la existencia de una serie de “verdades absolutas” en el sector inmobiliario, como el hecho de que “los ciclos existen” y que el estudio de la macroeconomía sirve para entender y conocer los ciclos económicos y adaptarlo a la microeconomía del sector. También la importancia de la financiación, de su seguimiento y el descubrimiento de nuevas fórmulas para aplicarlas al inmobiliario. Asimismo, se ha referido al análisis del stock y de la demanda para encarrilar la actividad inmobiliaria y ha destacado asimismo la necesidad de seguridad jurídica para operar en el sector y que las empresas sean más competitivas. Gómez-Pintado ha dibujado varios escenarios de creación neta de hogares basados en los datos del Banco de España y su relación directa con la necesidad de viviendas. Se ha movido entre un escenario optimista, que estima la creación de más de 230.000 hogares, a otro pesimista de apenas 63.000. Entre ambos, se sitúa un escenario “neutro”, que el presidente de Asprima ha situado en la creación de 140.000 nuevos hogares, que implicaría la necesidad de unas 150.000 nuevas viviendas. En cuanto al stock de vivienda, Gómez-Pintado ha señalado que durante la crisis se ha eliminado una gran parte del mismo y que éste no es ni mucho menos homogéneo, como lo demuestra el hecho de que más de la mitad del stock lo aglutinan entre la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Andalucía y Murcia.

    http://observatorioinmobiliario.es/Blog/index.php/vivienda/jornada-st-asprima-el-sector-inmobiliario-entre-la-estabilizacion-y-la-recuperacion/

    Cron Job Starts