En la cocina, la iluminación es clave

En la cocina, la iluminación es clave

Ahora quisiera dedicarlo a un tema que va en paralelo pero que merece capítulo aparte. Se trata de la iluminación en la cocina.

Una correcta iluminación es uno de los elementos claves para hacer de nuestra cocina un lugar funcional y acogedor. Las cocinas son una de las estancias en las que pasamos más tiempo, ya sea preparando la comida o, si el espacio lo permite, disfrutando de ella. La iluminación debe adecuarse a las diferentes funciones que desarrollemos en la cocina.

InfinityInner Blog Post 25 en la cocina iluminacion clave 1

En una cocina conviven generalmente tres zonas diferenciadas: la zona de trabajo, la zona de almacenaje y la zona de office. Cada una de estas zonas debe contar con una iluminación específica. Sin embargo, la iluminación general de la cocina debe facilitar la visión de conjunto y debe ir acompañada de proyectos específicos para diferentes necesidades.

De hecho, un buen proyecto de iluminación general sirve a tres estrategias básicas: aumentar la seguridad de las zonas de trabajo, optimizar el consumo eléctrico de la casa y crear un ambiente agradable y funcional. La cocina un espacio multinacional, por eso es imprescindible incorporar diferentes tipos de iluminación en ella.

Lo primero es saber aprovechar la luz natural, y sobre esta base, debe distribuirse la estancia, aunque obviamente deba combinarse con luz artificial. Se debe tener muy claro las funcionalidades que debe tener la cocina: cocinar, comer, trabajar, etc. Y según ello deberá planificarse la iluminación en este espacio.

Es importante contar con una luz uniforme y constante, en forma de focos distribuidos por toda la cocina. Sea cual sea la planificación, las luces downlight son muy recomendables. Son más caras que las halógenas pero consumen un 80% menos, son más potentes, duran más y no dan calor, algo primordial para cocinar.

InfinityInner Blog Post 25 en la cocina iluminacion clave 2

Uno de los puntos clave de la cocina es la encimera, ya que en ella se encuentran habitualmente la zona de trabajo, el fregadero y las placas de cocción. Aquí es conveniente colocar una iluminación de refuerzo. Especialmente, en la zona en la que se manipulan los alimentos se debe disponer de una adecuada iluminación puntual, situada bajo los módulos altos y armarios. Una buena opción son los halógenos de reducidas dimensiones, y de entre 10 y 20 W, de bajo consumo. Esta luz directa sobre la encimera permitirá que la zona en la que se manipula y se cocina tenga una óptima iluminación puntual.

Otra elección son las linestras o tubos de luz incandescentes. Iluminar los interiores de los armarios es una solución muy práctica. Lo habitual es colocar focos halógenos encastrados que se encienden al abrir la puerta. De mínimo consumo, permiten ver los productos de las baldas sin tener que encender otro tipo de iluminación. También para los cajones y gaveteros existen sistemas de iluminación. Se fijan en las paredes traseras del cajón y se encienden automáticamente mediante un sensor de movimiento. Son de bajo consumo y de larga duración.

Si se es de las privilegiadas que tienen una isla en la cocina, hay que planificar adecuadamente su iluminación. Las lámparas suspendidas son una buena opción. En algunas islas, también hay campanas, que disponen de iluminación puntual, que aportan una importante fuente de luz en la cocina.

Para hacer la cocina más confortable, se puede añadir alguna luz de ambiente para iluminar zonas de paso, por ejemplo, como apliques empotrados contra el techo o bañadores de pared abiertos por la parte superior.

InfinityInner Blog Post 25 en la cocina iluminacion clave 3

Para el espacio del office, se debe apostar por una luz más cálida y acogedora que complemente la iluminación general. Por ejemplo, instalar apliques o lámparas suspendidas que proporcionan una iluminación muy cálida que ayuda al relax y que hace más agradables las veladas en la cocina. Otra forma de dar más personalidad al office es utilizar luces de diferentes colores, lo que transformará radicalmente la cocina.

Además de la iluminación propiamente dicha, los lacados, las tonalidades blancas, el cristal y el acero son materiales y acabados que ayudan a que la cocina gane luminosidad.

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.
InfinityInner

Cron Job Starts