Escuelas sin paredes

Escuelas sin paredes

Desde hace una temporada es un tema recurrente en los medios el sistema educativo, poniendo en cuestión algunos valores de la escuela tradicional y proponiendo nuevas alternativas. Hay escuelas que se han lanzado a realizar experimentos sin conocer muy bien las posibles consecuencias. No obstante, lo que nos ocupa es que si el entorno cambia, la arquitectura debe adaptarse sin duda a nuevos requerimientos, ya sea en clave social, tecnológica, etc.

Algunas escuelas son ya un referente internacional en este tema, cambiando radicalmente la manera de diseñar los espacios educativos. Empecemos por los nórdicos, que parece ser son pioneros en este asunto. Vamos a exponer dos ejemplos de escuelas que promueven una nueva visión de la educación.

Se trata de la escuela de secundaria Ørestad Gymnasium (3XN), en Copenhague, Dinamarca. Su exterior es un gran cubo de cristal cubierto con escamas de llamativos colores, con un doble objetivo: controlar la iluminación y proporcionar sus señas de identidad. Sus interiores son transparentes, unidos por una escalera de caracol que vertebra y comunica todo el edificio. En su diseño prima la comunicación, el diálogo, el encuentro y la observación.

Wojtek_Gurak_Flickr.jpg

En la planta baja destaca la acristalada sala de profesores equipada con taburetes, mesas y pizarras. Aquí todo el espacio inspira aprendizaje. Planta tras planta, los estudiantes se mueven con libertad hasta la azotea, improvisado observatorio que utilizan los estudiantes para contemplar el exterior. En las aulas hay mesas para trabajar en equipo o de forma individual. Y grandes pufs naranjas y verdes que sirven a los alumnos para acomodarse para estudiar.

Vittra Telefonplan (Rosan Bosch) en Estocolmo, Suecia, ha atraído la atención de todo el mundo con su espacio imaginativo y colorido interior que apoya los métodos educativos y organizativos de las escuelas públicas en un entorno donde el ordenador portátil se considera la herramienta de aprendizaje más importante. En lugar de una configuración clásica del aula con pupitres y sillas, un iceberg gigante con un cine, una plataforma y espacio para la relajación y la recreación, acogen ahora diferentes tipos de situaciones de aprendizaje.

 vittra_telefonplan_rosan_bosch-16-753x501.jpg

Vittra Telefonplan utiliza su diseño de interior intencionadamente como medio para el desarrollo de la escuela y sus principios educativos. Rosan Bosch ha utilizado un mobiliario desafiante hecho a medida, áreas de aprendizaje y espacios individuales para facilitar una enseñanza diferenciada y el aprendizaje en una escuela donde el espacio físico es una de las herramientas más importantes para el desarrollo. Los diseños y el interior también acogen los esfuerzos de Vittra por incorporar los medios digitales. En las escuelas Vittra, los ordenadores portátiles son la herramienta más importante de los niños, bien sea sentados, reclinados o de pie. Una vez completado el proyecto, los resultados se tradujeron en un manual de diseño que sentaría los precedentes de otras escuelas Vittra en Suecia.

El Kirkkojärvi School, ubicado en Espoo, la segunda ciudad más importante de Finlandia, cuenta con un innovador diseño arquitectónico que combina funcionalidad, comodidad y ecología. El colegio cuenta con colores llamativos en cada una de sus zonas para facilitar la ubicación del alumno dentro de la estructura y hacer agradable la jornada de estudio.

Kirkkojärvi-School.jpg

Además, el Kirkkojärvi School utiliza energía geotérmica y solar que sirve de calefacción al interior de los edificios, con el fin de proporcionar a sus alumnos una temperatura agradable para estudiar, lejos del frío que normalmente caracteriza a Finlandia.

kirkkojarvi_school_m010611_va.jpg

Otro de los enfoques sería el propuesto por las escuelas asiáticas, con proyectos en Japón, Tailandia, Vietnam, China y Camboya, todos ellos atentos a la realidad global y local en la que se sitúan, logrando de esta manera que cada uno de sus alumnos aprenda a vivir, narrar su identidad, descubrir y transformar el mundo del siglo XXI.

La escuela primaria Hakusu (Yamazaki Kentaro Design Workshop) en Chiba, Japón, tenía un enclave privilegiado que iba a marcar todo el desarrollo del proyecto. Estaba rodeada de montañas y bosques.

portada_04.jpg

Un pequeño estanque en el extremo sur recoge el agua de lluvia, así como el agua de los aspersores instalados en el techo sur, el cual contribuye al flujo de aire ya que el agua es absorbida por el viento que sopla en la estructura. Esto fue parte de un plan integral para crear un espacio que fuese inseparable del entorno que lo rodea.

El objetivo de los proyectistas era  crear un espacio que no sólo fuese divertido para los niños, sino que a través de la mezcla de la naturaleza a su alrededor, fomentase una experiencia mayor que la suma de sus elementos. De esta manera, se desarrolla el concepto clave de este proyecto: una “casa grande” para los niños, es decir, un espacio amplio que por la topografía del terreno parece un gran conjunto de escaleras y que permite a niños de diferentes edades y con diversos ritmos interactuar juntos.

Situada en la frontera entre Tailandia y Birmania, la Kwel Ka Baung School ( a.gor.a Architect), en Mae Sot, Tailandia, esta escuela tiene como objetivo principal el de proporcionar educación a los niños desplazados que llegaron con sus familias de la vecina Karen, escenario reciente de un conflicto civil, a través de la frontera. Este proyecto fue diseñado con la finalidad de involucrar a la comunidad dentro del proceso constructivo de la escuela y mostrar a la comunidad una forma factible de buscar una arquitectura asequible sin comprometer la calidad espacial y manteniendo una fuerte conexión con el paisaje

Kwel-Ka-Baung-School_MQ_20_Franc-Pallares-Lopez_large.jpg

Tanto las aulas como los comedores están hechos de tierra, en forma de ladrillos de adobe. Más allá de la rentabilidad, este material forma parte del paisaje rural de Mae Sot y a pesar de que no es un material de construcción tradicional para Tailandia, cumple perfectamente con los retos de un clima tropical: en interiores se mantienen frescos durante el día y es necesario poco mantenimiento después de la temporada de lluvias. El techo de hojalata está soportado por vigas de madera de segunda mano, en voladizo sobre un camino sinuoso. Los recintos están hechos de palos de bambú y ramas de eucaliptus, combinados en diferentes patrones y pintados en colores vivos.

El nuevo edificio se abre hacia el norte, hacia un amplio patio y el lado sur será protegido por árboles de considerable altura y gruesos arbustos. La circulación de aire es fomentada por ventanas largas y estrechas y aberturas amplias a lo largo del camino. Los tejados se inclinan hacia la parte trasera del complejo.

En Vietnam, históricamente un país agrícola, se encuentra el Jardín Infantil Farming (Vo Trong Nghia Architects), situado al lado de una gran fábrica de zapatos y diseñado para 500 hijos de los trabajadores de la fábrica. El edificio se concibe como un techo verde continuo, suministrando alimentos y experiencia de la agricultura para los niños, así como una amplia zona de juegos hacia el cielo.

02_aerial_view_from_SW.jpg

El techo verde es una forma de triple anillo que rodea tres patios interiores como parques infantiles seguros. Recientemente se realizó un huerto experimental en su parte superior. Se plantaron cinco diferentes verduras en 200 metros cuadrados de jardín para la educación agrícola. Todas las funciones se alojan bajo este techo. A medida que el techo baja al patio, da acceso a los niveles superiores y jardines de vegetales, el lugar donde los niños aprenden la importancia de la agricultura y recuperan la conexión con la naturaleza.

El edificio está hecho de una estrecha franja continua con dos ventanas laterales operables que maximizan la ventilación cruzada y la iluminación natural. Además, los métodos arquitectónicos y mecánicos de ahorro de energía se aplican integralmente incluyendo pero no limitados a techo verde como aislamiento, fachada verde como el sombreado y el calentamiento de agua solar. Estos dispositivos están diseñados de forma visible y juegan un papel importante en la educación sostenible de los niños. Las aguas residuales de la fábrica se reciclan para regar zonas verdes y los inodoros.

18_experimental_vegetable_garden.jpg

Family Box (SAKO Architects) en Beijing (China) es un centro de educación infantil situado en la zona residencial de Beijing CBD. El diseño del centro se desarrolló a partir de un concepto de árboles de gran colorido.

 SAKO-architects-family-box-in-beijing-china-designboom-03.jpg

El programa colectivo del centro se distribuye en los tres pisos del edificio. La entrada principal está en la planta baja junto con las tres piscinas para niños del centro. La segunda y tercera plantas albergan 15 salas para clases y actividades, incluyendo una cocina, un supermercado, una sala de música, una sala de baile, una cafetería y un gimnasio y una zona de juegos.

Doce grandes cilindros de colores dividen el espacio en el segundo y tercer piso. Colocados aparentemente al azar, estos cilindros, y los espacios intersticiales que definen se convierten en las diferentes salas y actividades dentro del centro. Los diferentes colores, las variaciones de la forma libre de las aberturas curvas y las paredes inclinadas de los cilindros refuerzan la atmósfera de juego del centro.

Un pasillo central conecta todos los cilindros y proporciona un espacio en el tercer piso donde los niños pueden ver todas las formas diferentes, aberturas y paredes inclinadas de los "árboles".

Los acabados blancos así como el tipo de iluminación escogida, contribuyen a que temas alegremente coloreados jueguen un papel protagonista en el espacio.

El centro ofrece un entorno educativo óptimo donde los niños pueden participar en una gran variedad de actividades y enriquecer su imaginación. La variación de espacios crea un espacio alegre y agradable que estimula la curiosidad de los niños.

La escuela Sra Pou, Camboya, está enfocada en la construcción de la comunidad. Diseñada por la firma de arquitectura finlandesa Rudanko + Kankkunen, la escuela “para todas las edades” fue construida por miembros de la comunidad, para que los mismos miembros aprendan a convertir sus pasiones en negocios. Una ONG local se encarga de brindar la asesoría de los maestros a este recinto.

 thNX1BM2MB.jpg

Cuando no está en uso como una escuela, el edificio sirve como un centro para reuniones de toma de decisiones de la comunidad.

th5TEGXQ89.jpg

Ya en el otro lado del charco, tenemos casos en Estados Unidos y en América del Sur.

En la Brightworks School, San Francisco (California), se enseña peligrosamente. Brightworks toma algunas de las cosas más peligrosas que los padres dicen a sus hijos que no deben hacer y elabora su plan de estudios con base en ello.

thMMCX65D2.jpg

Los niños de los grados inferiores a los 12 años se ensucian, juegan con fuego y desarman electrodomésticos, por ejemplo, en un mismo día.

La escuela se encuentra en un almacén lleno de arte y fuertes y teatros improvisados, con los cuales se pretende aprovechar el lado creativo de los niños.

La Carpe Diem Schools (Aiken/Ohio) se parece más a un edificio de telemarketing que a un salón de clases. Dentro de la habitación principal, conocido como El Centro de Aprendizaje, hay 300 cubículos (uno para cada estudiante) y cada uno alberga una computadora que guía al joven en su educación. Así, si los estudiantes tienen problemas con su aprendizaje en línea, pueden recurrir a instructores en busca de ayuda.

 carpe-diem-schools-aiken-ohio-school-built-office.jpg

La Innova Schools (Perú) fue construida por diseñadores de talla mundial y también es la respuesta de Perú al no haber educación estandarizada en el país. La escuela combina diversas formas de enseñanza (aprendizaje en línea, lecciones guiadas, trabajo en grupo, etc.), en un entorno que fue diseñado para ser modular y adaptable a la ubicación.

thO407FD5D.jpg 

Los estudiantes pasan la mitad de su día inmersos en la educación en línea guiada y la otra mitad en recibir una instrucción más tradicional.

Situado en Cartagena, Colombia, el Colegio Pies Descalzos (Giancarlo Mazzanti ) se erige con vistas a la ciénaga de la Virgen —una albufera situada en el Caribe colombiano—, y sobre la loma del Peyé, en la ciudad de Cartagena de Indias. La edificación la forman  cinco hexágonos interconectados de diferentes tamaños que conforman el colegio. Anexas al conjunto poligonal, una sala multifuncional y las instalaciones deportivas están abiertas al público, fuera del horario escolar, al igual que la biblioteca con acceso independiente para los ciudadanos. Con la intención de mejorar la inclusión social y las condiciones de vida de la comunidad, el proyecto educativo cuenta con una superficie construida de 11.200 metros cuadrados, adaptada al desnivel topográfico, donde la comunicación vertical se realiza mediante rampas interiores y escaleras en algunos vértices de los contornos hexagonales. Las aulas de preescolar, primaria, secundaria y la biblioteca están distribuidas siguiendo la circulación perimetral en torno a patios. La geometría contundente del colegio genera un nuevo hito urbano.

G0029051.jpg

El centro ha sido un motor transformador y optimizador de las condiciones de vida de los habitantes de la zona y ha ofrecido a los ciudadanos nuevas alternativas de desarrollo personal y comunitario. El proyecto arquitectónico inició la transformación urbana del sitio y se convirtió en símbolo y orgullo de la ciudad; más que un colegio aislado pretende crear nuevas centralidades con equipamientos, como las canchas, bibliotecas y aulas para realizar ciertas actividades del barrio.

Por último, y ya en nuestro país, destacaría un proyecto muy importante que se desarrolla en un entorno rodeado de infraestructuras de transporte, adyacente a un polígono industrial, cuyo objetivo principal es integrar el concepto de sostenibilidad en la vida diaria y mejorar el ecosistema urbano del sitio. Se trata de la Plaza Ecópolis (Ecosistema Urbano) en Madrid, cuyo diseño crea un espacio público accesible a los habitantes del barrio. Su programa educativo se desarrolla con un programa que permite concientizar a sus alumnos sobre el medio ambiente, con el fin de convertir a los niños en adultos responsables.

1296079678-escuelainfantil498.jpg

La Plaza Ecópolis concibe la ciudad como fuente de aprendizaje para los ciudadanos, educando en el ahorro energético y la optimización de los recursos naturales, integrando la ecología en la vida diaria, sin convertirla en un fenómeno excepcional más propio de un parque temático o un museo. En este proyecto, la arquitectura tiene el reto, más allá de la experimentación formal, de transformar un solar anónimo de la periferia madrileña en un espacio para la interacción social.

 1296079724-escuelainfantil535-528x527.jpg

Las tecnologías empleadas en el proyecto Ecópolis se integran en un diseño adaptado a las condiciones climáticas y que primero confía en las técnicas pasivas de control ambiental para minimizar el consumo de energía y recursos.

1296079609-escuelainfantil459.jpg

Una topografía artificial en el perímetro del solar confina el espacio de la plaza y sirve de filtro frente al tráfico pesado de camiones y a un entorno industrial agresivo, desde el interior de la Plaza Ecópolis es fácil olvidar el contexto urbano e imaginarse en otro entorno más próximo a la naturaleza.

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.
InfinityInner

Cron Job Starts