Graffiti, mon amour

Cortesía de Murs Lliures

Menudo susto me he pegado! Acabo de ver la celebrada Villa Savoye de Le Corbusier como si de un gigantesco lienzo se tratara, llena de graffiti. Por suerte sólo era un experimento del artista Xavier Delory y su Photoshop.  

InfinityInnerBlog Post3 Grafitti mon amour1 xavier delory photography
© xavier delory

El artista visual, con sede en Bruselas, ha querido hacer un guiño a la Historia. Su último proyecto “Pèlerinage sur la Modernité” constituye una mirada irreverente sobre el significado de las obras maestras del Modernismo en la actualidad. Las primeras imágenes de la serie cuestionan fuertemente el papel de la Villa Savoye de Le Corbusier en la historiografía modernista, con sus paredes cubiertas de graffitis, y sus famosas fenêtre en longeur, quebradas.

En general, la provocación de Delory representa un ataque contra la adoración de la Arquitectura. Villa Savoye fue proyectada originariamente como una vivienda, pero sus propietarios la disfrutaron poco tiempo. Todo en ella era funcional. Su tejado plano, su estructura sobre columnas que dejaban entrever el paisaje, y especialmente las famosas ventanas, pensadas para la entrada masiva de luz natural. Esta construcción, abandonada y bombardeada, ultrajada y en ruinas, fue recuperada como casa-museo y calificada como monumento nacional.

Parece ser que incluso Le Corbusier no pudo resistirse a la llamada del lienzo arquitectónico en blanco. La anécdota es bastante curiosa: la genial arquitecta Eileen Gray diseñó la casa E-1027, otro icono modernista, para vivir su amor con el crítico y editor de la revista de arquitectura L’Architecture Vivante, Jean Badovici. Le Corbusier, el tercero en discordia en esta relación, parece ser que se hizo con una pequeña casita muy cercana a la E-1027, realmente apasionado con aquella construcción. Cuando la relación entre Gray y Badovici terminó, Le Corbusier entró en la casa y pintó murales de tono erótico en la mansión, incluso profanando alguna pintura de la misma Eileen, en la casa que ella había proyectado con tanto entusiasmo, por lo que fue bastante razonable al acusarle de vandalismo.

El Graffiti, se ha convertido en un hecho común en las ciudades del mundo en lo que generalizadamente se ha denominado "arte urbano". Su reconocimiento como arte o crítica como vandalismo urbano, sigue siendo una discusión abierta. ¿Dónde está la diferencia?

El arquitecto Rafael Machado realizó su tesis sobre el estudio de estas manifestaciones urbanas: Trasgresiones Urbano Arquitectónica, 2005 UDX FAU-UCV. Su conclusión fue su reconocimiento hacia éstas: "es una expresión, un arte y como tal cada artista sabe lo que puede hacer y no debe hacer".

Sin embargo, tanto Machado como el artista del graffiti  Hase, coinciden que en la actualidad, hay una cuestión vinculada a los niveles de complejidad o dificultad en la elaboración del graffiti. “Deben tener alguna razón, niveles de complejidad y de trasgresión a la autoridad, por ejemplo, al rayar edificaciones que están vigiladas” expresa Machado.

El ilustrador Jonathan Koshi se dedicó a fotografiar puertas durante los tres meses en los que vivió en Bruselas, Bélgica. Para él, “los dibujos se convirtieron en una manera de comprometerme con los entornos que me rodeaban, no sólo a través de la observación y la apreciación,  sino también a través de la elevación y el homenaje…”.

El británico Bransky, por su parte, utiliza este arte urbano callejero para promover visiones distintas, expresar sentimientos, como ejemplo, su Hombre Desnudo, en Park Street (Bristol), en la pared de un centro de planificación familiar.

InfinityInnerBlog Post3 Grafitti mon amour 2 Adrian Pingstone

Adrian Pingstone

Por el contrario, los detractores sólo lo ven como un tipo de vandalismo salvaje que afecta a un espacio urbano muy caro de mantener.

Durante muchos años Barcelona fue una de las capitales mundiales del graffiti, al nivel de ciudades como Nueva York o Londres. Artistas de todo el mundo peregrinaban a una ciudad bastante permisiva con este tipo de arte, en la que acabaron pintando, e incluso viviendo, algunos de los artistas más famosos a nivel internacional de este tipo de arte.

Pero luego todo cambió. Las ordenanzas municipales se fueron endureciendo y, sobre todo aplicando. El presupuesto del Ayuntamiento para borrar graffitis subió como la espuma y la policía dejó de hacer la vista gorda. Esto provocó la marcha de artistas extranjeros a otras ciudades más permisivas, como Bristol o Berlín.

Quisiera explicar el resultado de aplicar “terapias graffiteras” en Philadelphia o Wynwood, un barrio de Miami donde el arte urbano ha conseguido regenerar barrios enteros y crear un nuevo tipo de turismo interesados en este tipo de arte. Estas consideraciones han hecho que el Ayuntamiento empiece a mirar con cariño estas propuestas callejeras.

Actualmente, Barcelona está promoviendo uno de los proyectos más interesantes sobre este tema. Se trata de Murs Lliures, que colabora con el Ayuntamiento para “liberar” muros, en los que los artistas pueden expresarse libremente, con total permisividad. El cambio de estrategia del Ayuntamiento responde a la implicación en este proyecto de universidades, artistas, diseñadores y personas que nunca habían pintado. La estrategia es contagiosa: si los ciudadanos pueden participar en la creación o construcción de su propia ciudad, la sentirán más suya. Con esta estrategia, se consiguió que el Ayuntamiento de Barcelona diera su apoyo.

InfinityInnerBlog Post3 Grafitti mon amour 3 Murs Lliures

Cortesía de Murs Lliures

El trabajo no es fácil. Hasta ahora, el proyecto ha conseguido liberar cuatro muros, uno en el Parque de las Tres Chimeneas y otros tres en el Distrito de Sant Martí, al norte de la ciudad, pero planean ampliarse mucho más. La idea es que cada semana dos artistas puedan pintar en cada uno de los muros disponibles, decidiendo ellos mismos dónde quieren pintar. Además de la disponibilidad de muros, entre los graffiteros existe una especie de código interno según el cual nunca pintan encima de una obra que no pueden superar.

Este valor cambiante es lo que le da significación. La gente siempre mira esos murales esperando encontrar cosas nuevas. Si la obra fuera permanente, perdería el valor y la atención de los transeúntes. “Estos muros están vivos, sufren modificaciones parciales o globales, realizadas por artistas muy diferentes”, explican los responsables de esta iniciativa.

Barcelona ha sabido, como siempre, mostrar su lado abierto y participativo, haciendo de nuevo una ciudad para todos, incluso para el arte urbano. Un nuevo turismo está ansioso por crear nuevos circuitos para visitar los principales murales, realizados por todo tipo de artistas. Ojalá Le Corbusier pudiera participar, seguro que se apuntaría, sin dudarlo!!!!

Comentarios (1)

  • Сialis

    Сialis

    09 Noviembre 2018 a las 03:07 | #

    Spot on with this write-up, I really believe this web site needs a lot more attention. I'll probably be returning to read through more, thanks for the info!

    Responder

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.
InfinityInner

Cron Job Starts