Lunes, 04 Mayo 2015

La relacion con el banco by Bernáldez & Asociados

A raíz de la problemática del DNI y las cuentas bancarias de las que hablábamos el otro día, creo conveniente poner encima de la mesa el tema de la relación con nuestras entidades financieras.

En una colaboración anterior ya nos hacíamos algunas preguntas:

¿Hablamos con el director de nuestra oficina para saber en qué condiciones trabajamos?
¿Sabemos dónde están invertidos nuestros ahorros?
¿Cuánto pagamos por nuestra póliza de crédito?

Pero hoy, con más tiempo podríamos seguir planteándonos dudas…

- ¿cuánto nos cobran por transferencia?
- ¿Y por disponer de una tarjeta de crédito?
- ¿Y por un recibo devuelto?
- ¿sabemos en qué tipo de plan de pensiones estamos haciendo nuestras aportaciones?

Ahora que estamos ya metidos en campaña de Renta y, enseguida empezaremos con las sociedades, vale la pena coger nuestra cuenta de resultados y ver la partida de gastos financieros. Nos alegraremos si no se lleva una sorpresa. Pero ésta suele ser habitual. La misma, pero en sentido contrario, cuando repasamos nuestros ingresos financieros. Los intereses que nos da el banco.

Cuántas veces, a la hora de hacer declaraciones de renta nos encontramos que son más altos los gastos de administración que los dividendos que se obtienen de una cartera de inversión.

Como se pueden imaginar, la trascendencia y repercusión de las cuestiones planteadas no es la misma, pero todas requerirán de una mínima atención. Y eso va a exigir de una dedicación por nuestra parte, con un tiempo que nos va a parecer que no tenemos. Solo espero que el tiempo se lo dedique a un asunto que le pueda ser más provechoso y rentable. Pero ojo, no le esté pasando como aquél cliente que me encontré que, con más de sesenta años, el banco (su banco) le estaba haciendo aportaciones a un plan de pensiones que invertía en renta variable asiática. “Pa haberse matao”.

www.bernaldez.com

Artículos Relacionados

www.bernaldez.com
InfinityInner