Martes, 11 Noviembre 2014

Santa Teresita, el restaurante Mexicano de Isabel López Vilalta

El estudio de Isabel López Vilalta partició en la edición de Millesime Madrid 2014 dando vida a uno de los 6 restaurantes del exclusivo evento gastronómico del momento, celebrado a principios del mes de Octubre.

A lo largo de su extensa carrera profesional, Isabel López Vilalta ha abierto camino a nuevas tendencias, declinándose más a los proyectos públicos que a las viviendas. En su estilo se delata el equilibrio y la honestidad de los espacios.

Para Isabel López Vilalta fue un divertimento idear este alegre espacio, con un indiscutible acento mexicano en Millesime Madrid 2014

Curtida en restaurantes y zonas públicas, para Isabel López Vilalta fue un divertimento (serio, desde luego) idear este alegre espacio en Millesime Madrid, con un indiscutible acento mexicano. Tanto el país como su cultura apasionan a la interiorista lo que le resulta una gran fuente de inspiración, tanto a nivel gastronómico como estético.

En el Restaurante Santa Teresita creó una continuidad, de pared a pared, dividiendo el espacio con franjas de colores, haciendo a su vez separadores de ambientes con estructuras fijas. Las bandas textiles de rayas de colores, colocadas en vertical, nos recuerdan a los famosos rebozos de Santa Marta.

La atrevida combinación de rojo, naranja, fucsia y amarillo, solo es apta en ambientes de procedencia mexicana, y el atrezzo de cactus y crasas de las mesas era perfecto para acoger los magníficos platos realizados por tres de los chefs más famosos de México: Guillermo González, José Manuel Baños y Diego Hernández.

En el Restaurante Santa Teresita creó una continuidad, de pared a pared, dividiendo en diferentes franjas de colores el espacio, haciendo a su vez separadores de ambientes con estructuras fijas

Se ha apostado por la alegría y contraste de la variedad de estos colores porque el rojo nos ofrece el poder, seducción y atracción. El azul, es un homenaje al cielo y al mar. El naranja por su equilibrio, vigor y ambición. El amarillo, por su luz, nobleza y brillo. Y el fucsia, entre otras razones, por su sabiduría y humildad, por ser el color de la flor del cactus, Santa Teresita, del cual toma su nombre el restaurante.

www.isabellopez.es

Artículos Relacionados

www.isabellopez.es
InfinityInner

Cron Job Starts